Aporte de energía

La salud animal y la precisión de la alimentación durante el periodo de transición determinan la velocidad de optimización de la ingesta de pienso y del contenido energético después del parto.

Aumento del consumo de energía durante el pico de producción láctea

  • Aumento de la ingesta de pienso
  • Aumento del contenido energético de la ración de pienso

Alimentación durante el periodo de transición

Idealmente, las vacas frisonas deben llevarse a una PEC de 3,5 antes del parto.

  • Periodo seco temprano (periodo lejano)
    Debe evitarse un aporte excesivo de energía, ya que los animales con un estado corporal excesivamente bueno comen menos pienso después del parto.
  • Alimentación preparatoria (periodo cercano, 2-3 semanas antes del parto)
    Además de componentes alimentarios básicos de buena calidad, un incremento gradual del contenido energético (equivalente a 3 kg de concentrado/vaca/día, aproximadamente) cubre el aumento de las necesidades energéticas de la vaca al final de la gestación y prepara el rumen para una alimentación rica en concentrado después del parto.6.
  • Ajuste de la alimentación (3 semanas después del parto)
    La estimulación de la ingesta de pienso tiene la máxima prioridad, ya que las vacas tienden a tener un equilibrio energético y nutricional negativo. Todas las medidas de estímulo de la ingesta de pienso y el aumento del contenido energético deben aplicarse gradualmente para evitar la acidosis ruminal subaguda (ARSA). Los cambios en los componentes alimentarios básicos no deben introducirse nunca de forma repentina. En este periodo no debe añadirse grasa a la alimentación, ya que exacerba aún más el desequilibrio entre los portadores de energía glucogénica y lipogénica y, por tanto, reduce la ingesta de pienso.66

Estimulación de la ingesta de pienso

  • Componentes alimentarios básicos de buena calidad
  • Aumento lento y gradual del contenido de energía
  • Suministro regular de una ración total mezclada fresca
  • Ajuste de la longitud de la fibra para acortar la retención ruminal del pienso28

Aumento del contenido energético

  • Alimentación con almidón protegido contra la degradación ruminal5, 25
  •  Adición de grasa después del parto27 para limitar el riesgo de acidosis ruminal.

Tratamiento de la cetosis mediante la alimentación

  • Glucosa por vía intravenosa o por vía oral con dispositivo dosificador.
    Los animales toleran bien la sustitución oral de grandes cantidades de glucosa (hasta 2 kg/d), ya que la glucosa se absorbe a través del epitelio ruminal1, 3 y también la almacenan como glucógeno los protozoos del rumen.10 El glucógeno protozoico está entonces disponible para el animal como fuente posruminal de glucosa.
  • Sustancias glucoplásticas (propionato de sodio, propilenglicol, etc.)
  • Enlace a otras opciones de tratamiento parenteral (glucocorticoides, Catosal, etc.)

Aumento de la ingesta de pienso

  • Alimentos sabrosos de alta calidad (adición de aromatizantes: aceites esenciales)
  • Estructura optimizada de la fibra para conseguir un paso rápido a través del rumen y un riesgo de acidosis «controlable» (peNDF > 8 mm, aproximadamente el 15%)
  • Gestión de la salud y prevención de la fiebre de la leche

Aumento del contenido energético

  • Alimentación con almidón protegido contra la degradación ruminal
    • Maíz
    • Sorgo
    • Cebada (tratada con ácido láctico, si es necesario)
    • Trigo tratado con NaOH
  • Alimentación con grasa (> 3 semanas después del parto)
    • Contenido total de grasa del 5% de la sustancia seca (hasta un 7% de grasas protegidas)

Llenado del rumen

El llenado del rumen indica cómo está comiendo la vaca. Visto desde la parte posterior, el rumen debe sobresalir.45

Puntuación 1

Lado izquierdo muy disminuido; la piel de la parte superior de la protuberancia diagonal de las vértebras lumbares está hundida; el pliegue de la piel cae claramente en vertical desde el hueso de la cadera. La fosa ruminal, detrás del arco costal, tiene una anchura superior a una mano. La vista lateral tiene forma rectangular.

Puntuación 2

La piel sobre la protuberancia diagonal de las vértebras lumbares está hundida; el pliegue de la piel en la prominencia del hueso de la cadera se extiende hacia delante, hasta el arco costal. La fosa ruminal, detrás del arco costal, tiene una anchura de una mano. La vista lateral tiene forma triangular.

Puntuación 3

La piel sobre la protuberancia diagonal de las vértebras lumbares cae en vertical y después se curva hacia el exterior. El pliegue de la piel del hueso de la cadera no es visible, pero sí se observa la fosa ruminal, detrás del arco costal.

Puntuación 4

La piel a lo largo de la protuberancia diagonal de las vértebras lumbares se curva directamente hacia el exterior. No se observa la fosa ruminal detrás del arco costal.

Puntuación 5

La protuberancia diagonal de las vértebras lumbares no es visible porque el rumen está completamente lleno. La piel del vientre está muy estirada. No se aprecia ninguna transición desde el costado hasta las costillas.

* Véase también la página de bibliografía.

BCS Cowdition App

Privacy Statement BCS Cowdition App

BCS Cowdition Media Library

1

Ketosis Media Library

2

Tools

3

Para expertos