• Los cuerpos cetónicos son los «asesinos» responsables de todos los efectos negativos posteriores (estrés oxidativo / producción de radicales de oxígeno)

  • La detección y la interferencia tempranas son fundamentales para evitar los efectos clínicos y las pérdidas económicas que provocan los cuerpos cetónicos. Compruebe regularmente la ingesta de pienso y la CC de las vacas secas.

  • La cetosis subclínica no detectada puede asimismo provocar daños celulares e inmunosupresión y, por tanto, puede aumentar la incidencia de enfermedades secundarias, como mastitis, metritis y cetosis. Compruebe regularmente el nivel sanguíneo de BHBA de las vacas recién paridas.

  • ¿Se ha preguntado alguna vez por qué obtiene tasas de concepción bajas en el primer celo? La cetosis subclínica podría ser una de las causas que usted puede combatir para mejorar la eficiencia reproductiva.

  • ¿Sabía que…? Según las investigaciones más recientes, existe una estrecha correlación entre una disminución excesiva de la CC y el aumento del riesgo de cojera. Utilice nuestra aplicación BCS Cowdition actualizada para gestionar el rebaño.

  • El efecto negativo de la cetosis (subclínica) en cuanto a los rendimientos lácteos y las enfermedades posteriores parece estar todavía subestimado. Tómese su tiempo para realizar un cálculo de costes y beneficios.

Consejos y herramientas

Diagnóstico mediante la medición de BHBA en sangre

  • Cetosis subclínica: > 1,2 mmol/l, sin síntomas clínicos
  • Cetosis clínica: > 3 mmol/l, con síntomas clínicos

Puesto que la duración media de la cetosis subclínica es de aproximadamente 5 días, las vacas en riesgo deben someterse a exploración al menos dos veces, 5-7 días y 10-14 días después del parto.18, 75, 79

Detección precoz: Comprobación regular del llenado del rumen desde 2 semanas antes del parto

  • Visto desde la parte posterior, el rumen debe sobresalir.
  • Las vacas con cetosis subclínica acudieron menos veces al comedero en las semanas previas al parto.
  • Las vacas con cetosis subclínica comieron menos en la semana anterior al parto y dos semanas después del parto.

Puntuación del estado corporal

  • Periodo seco: PEC de 3,0–3,5 (vacas frisonas)
  • Durante una situación de BEN después del parto, su PEC no debe ser < 2,5.
  • La aplicación BCS Cowdition es una herramienta útil para evaluar objetivamente, monitorizar y gestionar la PEC en vacas individuales y en todo el rebaño.

Alimentación durante el periodo de transición

  • Periodo lejano: Debe evitarse un aporte excesivo de energía, ya que los animales con un estado corporal excesivamente bueno (PEC > 3,5) comen menos después del parto.
  • Periodo cercano: Aumento gradual de la energía y del contenido de proteína para preparar el rumen para una alimentación rica en concentrado después del parto.
  • Adaptación de la alimentación con la estimulación de la ingesta de pienso mediante:
    • Aumento lento y gradual del contenido de energía
    • Suministro regular de una ración total mezclada fresca
    • Ajuste de la longitud de la fibra para acortar la retención ruminal

Prevención y tratamiento

  • Administración preventiva por vía oral con dispositivo dosificador de sustancias glucoplásticas en los animales que presentan riesgo (parto difícil, retención de la placenta, fiebre de la leche, altos rendimientos iniciales, etc.)
  • Minimización del daño oxidativo mediante la administración de vitamina E y selenio
  • Medicación de la infusión de glucosa con glucocorticoides y butafosfán y vitamina B12 (según el registro nacional)

Aumento del contenido energético

  • Alimentación con almidón protegido contra la degradación ruminal
  • Alimentación con grasas (> 3 semanas posparto), con una cantidad total de grasa del 5% de la sustancia seca (hasta un 7% de grasas protegidas)

Mejora de la comodidad de las vacas

La lipomovilización se promueve principalmente por el estrés (adrenalina) y un cociente glucagón/insulina elevado.15 La reducción del estrés es una medida subestimada para la limitación de la lipomovilización.79 Las vacas tratadas con butafosfán y vitamina B12 presentaron una reducción significativa de las concentraciones de β-hidroxibutirato (BHB) en comparación con las que recibieron placebo.78

* Véase también la página de bibliografía.